miércoles, 12 de septiembre de 2007

Obra de teatro: Che bella Notizia!



Ciclo Teatro Leído, organizado por el CreNai

San Isidro

3 de septiembre de 2007

Teatro del Viejo Concejo



Nuestro círculo presenta la obra "Che bella Notizia!", dirigida por Juan Merello Coga
Esta historia pudo haber pasado hace muchos años en Bitti, en Macomer, en Tres Nuraghes, o en cualquier lugar de Cerdeña.
En toda Italia, los casamientos por poder se sucedian unos tras otros, y en busca de paz y de laboro, los jóvenes emigraban a Argentina , formaban la pareja y cuidaba a sus hijos como Dios manda.
Lucía se casaba en Cerdeña por poder, realizando un humilde festejo de despedida con los vecinos. Justamente en este momento están llegando de la ceremonia...

El grupo de Teatro del cículo "Raíces Sardas" agradece al coro de "Raices", con sus directores María Inés y Quique, a la Comparsa Habanera "Agua de Río" y a su director Franco Carzedda, su valiosa participación en la realización de este proyecto cultural.


4 comentarios:

Círculo Italo Argentino- Raíces Sardas- dijo...

Quiero felicitar a toda la Comisión Directiva del Círculo, al Coro y al Grupo de Teatro, porque este fue un logro que se hizo con la colaboración de todos y cada uno de nosotros.
Así unidos es como debemos trabajar en cada una de nuestras actividades. Gracias a todos,
Pablo Pira

Josefina dijo...

Me sumo a los agradecimientos de Pablo, realmente me siento orgullosa de participar de este grupo humano, nos une un gran sentimiento de arraigo a esta querida tierra sarda y esto nos moviliza a seguir trabajando codo a codo para dar a conocer su tradición, como parte de nuestra Historia.
Gracias todos, los quiero mucho!
PINA

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Se encendió la luz en el telón y comenzó la magia, la cálida voz de un narrador nos anunciaba que comenzaba una historia de vida que podía haber sucedido en cualquier lugar de Cerdeña, los casamientos por poder.
Se abre el telón y un puñado de italianos inunda la escena, son los familiares y vecinos que vuelven de la ceremonia y allí están todos: la madre, la novia-esposa, las hermanas, los vecinos y hasta un simpático cura que en una sencilla acción bendice al matrimonio, los vecinos cantan para Lucía, todos brindan por su felicidad. La madre, con mucha emoción lee una poesía del padre, que fue escrita por un integrante del grupo, una maravilla.
Quiero destacar en esta escena las buenas interpretaciones del coro, de la madre, Lucia, las hermanas y la vecina. El padre-cura que, renglón aparte, provoca la risa del público cuando se alza la sotana para bailar la danza tradicional sarda.
A esta altura los recuerdos de mis abuelos se agolpan en mi corazón, me dejé llevar por este grupo humano que con humildad me llevaban por el camino de mis raíces.
A continuación y con un sonido musical que latía con dos seres que se despedían. Dos hermanas que con sus palabras y sentimientos en excelente interpretación, una quedaba en su tierra, y la otra, con gran dolor buscaba la esperanza en América, y la madre, dejando en sus manos los pequeños recuerdos, la despedían. ¡Pobre lucia, tanto quería quedarse, que se olvidaba la valija!
Y después, el barco. ¡Cuantos presentes habrán recordado ese sonido! Allí estaba Lucia con ese rostro expresivo de la actriz que todo lo decía, y allí, como surgiendo de la penumbra del mar, el coro interpretando como un sueño, la canción “América”. Quiero mencionar aquí la interpretación de Lucia y la acertada composición de voces y dirección coral.
Cuando Lucia y Salvatore se encontraron, cuando sellaron en un abrazo el encuentro esperado y el amor que los acompañaría toda la vida, todos sentimos vibrar nuestros corazones.
Y allí los esperaban los vecinos de San Isidro, que recibían a Lucía, brindándoles su apoyo y su ayuda, también compartiendo sus canciones y su danza, muy bien elegidos el tema “Lejana Tierra mía” y la milonga interpretada por una excelente cantante y actriz.
Entonces llegaba la “Bella Noticia” y la carta, como tantas otras cartas que habrán surcado mares llevando las buenas y las no tan buenas.
Comenzaba a escribirse en San Isidro y llegaba a la mamma en Cerdeña atravesando los mares en la cálida voz de Lucía.
Y no faltó el acordeón y la comparsa, que dirigida, por Franco Carzedda, irrumpió en el teatro con la remembranza de aquellos tiempos, que nuestros abuelos nos contaban, tiempos de encuentros entre paisanos, tiempos de trabajo y esperanza.
Muy acertada y prolija la puesta de luces y sonido.
¡Gracias, muchas gracias por esta entrega, por esta historia de vida! ¡ Sentí que mis abuelos estaban allí!
Una cosa les pido, si alguna vez quieren contar otra historia como esta, no se olviden de invitarme!
MARINA MERELLO
PROFESORA Y DERECTORA DE TEATRO
COORDINADORA DE ELENCOS. DIRECCION DE CULTURA M.S.F